No fliparse con la pasta

A todo aficionado a la cocina le llega la fecha en que se empecina en hacer pasta fresca. Normalmente el impulso para liarse es ver la maquinita para estirar pasta que se encuentra cada vez con más facilidad (y más barata). Lo habitual es que los intentos se salden con un fracaso miserable y un trasto más aparcado en un armario. Esto se produce por un cúmulo de errores y un exceso de flipe por parte del cocinero. Pero es normal: todos fantaseamos con una piscina de deliciosos tortellini  de relleno fundente. El resultado acaba siendo un par de empanadillas deformes que uno se come por compasión más que por otra cosa. La clave está en ir partido a partido: empieza por piezas sencillas.

Hay miles de combinaciones posibles para hacer pasta. Pero todas tienen algo en común: se parte de harina. En este caso, de semolina. Si no la encuentras (busca marcas como Caputto o DeCecco), utiliza harina panadera.

Para que te salga todo bien, debes respetar los reposos de la masa. Recuerda que cuando trabajes con gluten debes tratarlo adecuadamente para que no se estrese y se pueda estirar bien.

 

LA RECETA

100 gr de semolina

1 huevo (50-55 gr)

 

  • Limpia la superficie donde vayas a amasar como si te fuera la vida en ello. Nadie quiere un pelo incrustado en su pasta.
  • Forma un volcán con la harina y coloca el huevo en el centro.

volcan-huevo

  • Con la ayuda de un tenedor ve mezclando el huevo con la harina hasta que se integre bien y puedas trabajar a mano. Ayúdate de una rasqueta de plástico para recoger la masa. Amasa durante 3 minutos.
  • Tápala y deja que repose 15 minutos (NO MENOS, O EL GLUTEN SE VA A ESTRESAR).
  • Vuelve a amasar 3 minutos.
  • Envuelve en papel film y deja que repose en la nevera un mínimo de 30 minutos (si está dos horas no le pasa nada).

rulo-pasta

  • Sácala, divide en dos y empieza a estirarla. La longitud de cada lámina debe ser de unos 40 centímetros como mucho o será imposible comérselos.
  • Salpica con harina para que no se pegue y enrolla las láminas sobre si mismas.
  • Corta rodajas de un dedo aproximadamente con la ayuda de un cuchillo bien afilado.

corte-pasta

  • Desenrolla las cintas y YA LO TIENES.

 

Recuerda que la pasta fresca se hierve en un suspiro (3-4 minutos, dependiendo del grosor final que les hayas dado).

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rose dice:

    Genial Luís! Fotos increíbles y texto ameno y muy explicativo. Felicidades!

    1. ¡Qué emoción! ¡El primer comentario! Lo voy a imprimir y me lo cuelgo en el comedor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s